lunes, 17 de abril de 2017

PASCUA DE RESURRECCIÓN

Cristo ha resucitado y nosotros somos testigos de ello. Este es el anuncio y el mensaje que la Iglesia sigue proclamando desde el primer domingo de nuestra Pascua cristiana.Como dice Benedicto XVI y confirma el Papa Francisco, cualquier proyecto de reforma en la vida de la Iglesia será siempre ineficaz si no está configurado a Cristo.
Si vivimos con Él, dejaremos vacíos nuestros sepulcros: miedos, egoísmos,desamor, tristeza,pereza y desesperanza.
Solamente Cristo es nuestra vida y nuestra esperanza.
Cristo ha resucitado! ¡Aleluya!¡Aleluya!
FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN!



-Facebook Agrupación de esposas cristianas.Argentina

sábado, 15 de abril de 2017

SÁBADO DE GLORIA

¿Qué es lo que pasa? Un gran silencio se cierne hoy sobre la tierra; un gran silencio y una gran soledad. Un gran silencio, porque el Rey está durmiendo; la tierra está temerosa Y no se atreve a moverse, porque el Dios hecho hombre se ha dormido Y ha despertado a los que dormían desde hace siglos. El Dios hecho hombre ha muerto y ha puesto en movimiento a la región de los muertos.




En primer lugar, va a buscar a nuestro primer padre, como a la oveja perdida. Quiere visitar a los que yacen sumergidos en las tinieblas y en las sombras de la muerte; Dios y su Hijo van a liberar de los dolores de la muerte a Adán, que está cautivo, y a Eva, que está cautiva con él.
    El Señor hace su entrada donde están ellos, llevando en sus manos el arma victoriosa de la cruz. Al verlo, Adán, nuestro primer padre, golpeándose el pecho de estupor, exclama, dirigiéndose a todos: «Mi Señor está con todos vosotros.» Y responde Cristo a Adán: «y con tu espíritu.» Y, tomándolo de la mano, lo levanta, diciéndole: «Despierta, tú que duermes, Y levántate de entre los muertos y te iluminará Cristo.
    Yo soy tu Dios, que por ti me hice hijo tuyo, por ti y por todos estos que habían de nacer de ti; digo, ahora, y ordeno a todos los que estaban en cadenas: "Salid", y a los que estaban en tinieblas: "Sed iluminados", Y a los que estaban adormilados: "Levantaos."
    Yo te lo mando: Despierta, tú que duermes; porque yo no te he creado para que estuvieras preso en la región de los muertos. Levántate de entre los muertos; yo soy la vida de los que han muerto. Levántate, obra de mis manos; levántate, mi efigie, tú que has sido creado a imagen mía. Levántate, salgamos de aquí; porque tú en mí y yo en ti somos una sola cosa.
    Por ti, yo, tu Dios, me he hecho hijo tuyo; por ti, siendo Señor, asumí tu misma apariencia de esclavo; por ti, yo, que estoy por encima de los cielos, vine a la tierra, y aun bajo tierra; por ti, hombre, vine a ser como hombre sin fuerzas, abandonado entre los muertos; por ti, que fuiste expulsado del huerto paradisíaco, fui entregado a los judíos en un huerto y sepultado en un huerto.
    Mira los salivazos de mi rostro, que recibí, por ti, para restituirte el primitivo aliento de vida que inspiré en tu rostro. Mira las bofetadas de mis mejillas, que soporté para reformar a imagen mía tu aspecto deteriorada. Mira los azotes de mi espalda, que recibí para quitarte de la espalda el peso de tus pecados. Mira mis manos, fuertemente sujetas con clavos en el árbol de la cruz, por ti, que en otro tiempo extendiste funestamente una de tus manos hacia el árbol prohibido.
    Me dormí en la cruz, y la lanza penetró en mi costado, por ti, de cuyo costado salió Eva, mientras dormías allá en el paraíso. Mi costado ha curado el dolor del tuyo. Mi sueño te sacará del sueño de la muerte. Mi lanza ha reprimido la espada de fuego que se alzaba contra ti.
    Levántate, vayámonos de aquí. El enemigo te hizo salir del paraíso; yo, en cambio, te coloco no ya en el paraíso, sino en el trono celestial. Te prohibí comer del simbólico árbol de la vida; mas he aquí que yo, que soy la vida, estoy unido a ti. Puse a los ángeles a tu servicio, para que te guardaran; ahora hago que te adoren en calidad de Dios.
    Tienes preparado un trono de querubines, están dispuestos los mensajeros, construido el tálamo, preparado el banquete, adornados los eternos tabernáculos y mansiones, a tu disposición el tesoro de todos los bienes, y preparado desde toda la eternidad el reino de los cielos.»


VIERNES SANTO

El viernes Santo se conmemora la pasión y muerte de Jesucristo en la cruz. Viernes Santos  es el día que Jesús entregó su cuerpo y derramó su sangre para salvar del pecado a la humanidad. La iglesia católica celebra la "Liturgia de la Pasión del Señor" a las 3 p.m., que es la hora que se estableció la hora de la muerte de Jesús en la cruz. En este día los fieles seguidores no comen carne y guardan ayuno. Los Evangelios dicen que "inmediatamente después de la decisión de Pilato, Jesús fue despojado de sus prendas, golpeado y agredido con piedras. Luego se le colocó una corona de espinas en la cabeza y le hicieron cargar con su propia cruz hasta el monte Gólgota, a las afueras de Jerusalén, lugar donde fue crucificado junto a otros dos ladrones y bajo un cartel que decía: Jesús el Nazareno, Rey de los Judíos".



viernes, 7 de abril de 2017

SEMANA SANTA


SEMANA SANTA ¿QUÉ ES LA SEMANA SANTA?
 


La Semana Santa es el momento litúrgico más intenso de todo el año.

Para vivir la Semana Santa, debemos darle a Dios el primer lugar y participar en toda la riqueza de las celebraciones propias de este tiempo litúrgico.

A la Semana Santa se le llamaba en un principio “La Gran Semana”. Ahora se le llama Semana Santa o Semana Mayor y a sus días se les dice días santos. Esta semana comienza con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Pascua.

Vivir la Semana Santa es acompañar a Jesús con nuestra oración, sacrificios y el arrepentimiento de nuestros pecados. Asistir al Sacramento de la Penitencia en estos días para morir al pecado y resucitar con Cristo el día de Pascua.

Lo importante de este tiempo no es el recordar con tristeza lo que Cristo padeció, sino entender por qué murió y resucitó. Es celebrar y revivir su entrega a la muerte por amor a nosotros y el poder de su Resurrección, que es primicia de la nuestra.

La Semana Santa fue la última semana de Cristo en la tierra. Su Resurrección nos recuerda que los hombres fuimos creados para vivir eternamente junto a Dios.

Domingo de Ramos:
Celebramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Por esto, nosotros llevamos nuestras palmas a la Iglesia para que las bendigan ese día y participamos en la misa.

Jueves Santo:
Este día recordamos la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies dándonos un ejemplo de servicialidad. En la Última Cena, Jesús se quedó con nosotros en el pan y en el vino, nos dejó su cuerpo y su sangre. Es el jueves santo cuando instituyó la Eucaristía y el Sacerdocio. Al terminar la última cena, Jesús se fue a orar, al Huerto de los Olivos. Ahí pasó toda la noche y después de mucho tiempo de oración, llegaron a aprehenderlo.

Viernes Santo:
Ese día recordamos la Pasión de Nuestro Señor: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Lo conmemoramos con un Via Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz.


Sábado Santo o Sábado de Gloria:
Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza pues no tenemos a Jesús entre nosotros. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir “ la tarde y noche anteriores a una fiesta.”. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los católicos.

Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua:
Es el día más importante y más alegre para todos nosotros, los católicos, ya que Jesús venció a la muerte y nos dio la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos, de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida.

Sugerencias para vivir la Semana Santa
Asistir en familia o a los oficios y ceremonias propios de la Semana Santa porque la vivencia cristiana de estos misterios debe ser comunitaria.
Se puede organizar una pequeña representación acerca de la Semana Santa.
Poner algún propósito concreto a seguir para cada uno de los días de la Semana Santa.

FELICES PASCUAS!!!




www.meditaciondelosdomingos.blogspot.com-www.adoracioneucaristicalomas.blogspot.com-mujerescristianas@gmail.com-Facebook: Agrupación de esposas cristianas Argentina

miércoles, 1 de marzo de 2017

CUARESMA

Hoy, miercoles de Ceniza comienza la Cuaresma.
Es el primer paso de un camino que nos va a llevar a la Pascua.Son cuarenta días que recuerdan los cuarenta días de Jesús en el desierto. En nuestro desierto, caminaremos en silencio, en escucha y en oración.
La Cuaresma nos da los instrumentos para recorrer el camino, la oración, el ayuno y la limosna.
La oración nos comunica con Dios, escuchamos su voz, nos guía para que miremos a Jesús y cambiemos nuestro corazón.
El ayuno, nos hace mirar hacia nosotros, nuestras acciones, nuestros pensamientos, nuestras tentaciones, y ofrecer , no solo no comer carne, como se decía hace años, sino privarnos de aquello que nos distrae en demasía, el cigarrillo, el teléfono celular, los chismes y centrarnos en mejorar nuestro interior.
La limosna,nos dirige hacia el hermano, el necesitado, el enfermo, el triste. Nuestro ayuda material, pero también nuestro tiempo, nuestra mirada o nuestra escucha.
Pero también podemos ver la Cuaresma, como un camino de tierra fértil, en la que podamos sembrar todo lo bueno, lo bello y maravilloso que nos regala la palabra de Dios, que nos ayuda a mejorar nuestro corazón. Semillas que la Gracia de Dios hará germinar, y nos permitirá vivir la Pascua junto a Jesús en su Pasión y su Resurrección.


www.meditaciondelosdomingos.blogspot.com-www.adoracioneucaristicalomas.blogspot.com-mujerescristianas@gmail.com-Facebook Agrupacion de esposas cristianas.Argentina

domingo, 15 de enero de 2017

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE




Mensajes de la Virgen María Reina de la Paz de Navidad e inicio del 2017 


                                             25 de diciembre de 2016
                          MENSAJE DE LA VIRGEN
"Queridos hijos, con gran alegría hoy les traigo a mi Hijo Jesús para que Él les dé Su paz. Abran sus corazones, hijitos, y estén alegres para que puedan recibirla. El Cielo está con ustedes y lucha por la paz en sus corazones, en las familias y en el mundo, y ustedes, hijitos, ayuden con sus oraciones para que así sea. Los bendigo con mi Hijo Jesús y los invito a no perder la esperanza y a que su mirada y su corazón estén siempre dirigidos hacia el Cielo y la eternidad. De esa manera estarán abiertos a Dios y a Sus planes. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!"                                                                                                                                                    

 La Madre nos pide que oremos por la paz, que oremos también por los pastores.  Que no dejemos de rezar el rosario con amor, con el corazón. Nos dice que acojamos a Jesús en nuestro corazón para que seamos eficazmente paz para los demás. Nos pide desarrollar la pequeñez evangélica o infancia espiritual. Nos pide también que nos abandonemos y confiemos más en Dios, en Jesús y en Ella, y que no busquemos tantas respuestas a la vida.

¡Feliz Año del Señor y de María Reina de la Paz!



www.agrupacionmujerescristianas.blogspot.com - mujerescristianas@gmail.com-www.adoracioneucaristicalomas.blogspot.com    - Facebook Agrupación de esposas cristianas Argentina

miércoles, 14 de diciembre de 2016

DESCUBRE TUS TALENTOS


Al nacer se nos regaló un capital de tiempo, capacidad de trabajo, un temperamento y carácter especial, una vocación señalada por nuestras aptitudes y una cantidad de cualidades a desarrollar… ¿Cómo usas estos dones?. ¿Pasas por la vida haciendo el bien, ayudando, ofreciendo tus capacidades? 

“Señor, tú me ofreces vida y fortaleza. Pero a veces me desgastan mi desconfianza, mi tristeza y mis miedos. Ayúdame a renunciar a todo eso que me perturba, Señor, a echarlo fuera, para que despliegues en mi vida toda tu gloria. Sana toda pereza, toda indiferencia, todo desánimo, para que no te ofenda con pecados de omisión. Que pueda levantarme cada mañana con intensos deseos de hacer el bien a los demás. Ayúdame a descubrir mejor mis talentos, para gastar bien mis energías. Dios, potente y fuerte, mira mi debilidad y penetra todo mi ser con ese poder que no tiene límites. Amén.” (V. M. Fernández)

Hay una realidad indiscutible, normal y prevista por Dios con un designio de amor: los talentos han sido distribuidos en forma desigual. ¿No te parece que es con el fin de hacernos crecer en el amor y el servicio complementándonos, ayudándonos, intercambiando los dones, integrándonos a la familia humana? Libérate de toda envidia.
* Enviado por el P. Natalio 


www.meditaciondelosdomingos.blogspot.com-mujerescristianas@gmail.com-www.adoracioneucaristicalomas.blogspot.com-Facebook Agrupación de esposas cristianas Argentina