domingo, 13 de mayo de 2018

ASCENSIÓN DEL SEÑOR



Hoy la Iglesia celebra la Ascensión del Jesús al cielo.
Ascender en nuestra vida diaria, es alegría y festejo, ya que ascendemos en el trabajo, en nuestra profesión, pero es pasajera.
La ascensión que hoy celebramos nos da un poquito de temor.
Porque en el sentido espiritual ; ascender a la casa del Padre
nos asusta y nos resistimos a partir.
Qué ascenso esperamos? Si esperamos el verdadero, no tengamos miedo. Significa un ascenso espiritual.
Cómo ascender en este aspecto.?
Se asciende...descendiendo- Qué contradición no?
La plenitud que alcancemos tendrá que ver con el reconocimiento de nuestras limitaciones, y la capacidad para poder transformarlas.
Transformarlas no es fácil, es una tarea enorme de nuestra parte, pero es fundamental la Gracia de Dios, para lograrla.

Pidamos al Señor, que nos ayude para ser PACIENTES, HUMILDES Y MANSOS.
Condiciones que nos alivianarán la mochila para subir
Pidamos a Nuestra Señora de Fátima que nos ayude!


www.agrupacionmujerescristianas.blogspot.com
www.adoracioneucaristicalomas.blogspot.com
mujerescristianas@gmail.com
Facebook:Agrupación de esposas cristianas Argentina
 www.meditaciondelosdomingos.blogspot.com

jueves, 3 de mayo de 2018

LA IGLESIA


Id pues y haced discípulos míos todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del   Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles a guardar todo lo que os he enseñado. Y sabed que Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo"(Mt 28,19)

" Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra Ella"( Mt. 16,18)

Queridas todas
La Iglesia, mi Iglesia, nuestra Iglesia. Familia que nos dio la vida en abundancia. Santa y pecadora, santa porque guarda la Presencia real de Jesús, su Espíritu derramado en los Sacramentos, en la Santa Misa.
Pecadora, porque nos tiene a cada uno de nosotros. Firme a lo largo de los siglos a`pesar de...a pesar de...a pesar de...( Judas siempre al lado de Jesús a lo largo de los siglos).
Pero al mismo tiempo pienso qué facil es hablar de esta mi Iglesia, nuestra Iglesia. Qué fácil es señalar sus errores. Qué fácil es escudarse en ellos para tapar la propia incoherencia, qué fácil señalar lo malo como " publicidad del demonio" y no remarcar la vida entregada de millones de mártires( de hoy, no solo de la historia), a lo largo del mundo, la vida consumida en la caridad de sacerdotes, religiosos y religiosas, misioneros, laicos, la vida donada de tantas almas que oran y ofrecen sus sufrimientos y trabajan para construir y no destruir, para sumar y jamás restar. Para decir la verdad aunque duela y moleste. Esto no se publicita.
Recuerdo haber leído un diálogo entre Lutero( cuando aún era monje católico) y Erasmo de Rotherdam.
Lutero se esmeraba en señalar defectos de la Iglesia , sus pecados, en correspondencia que ambos mantenían. Finalmente Erasmo responde algo así como( no puedo citarlo textualmente)" Acepto mi Iglesia con sus errores, con sus defectos, porque Ella debe aceptarme a mí con los míos"
Sencilla y contundente respuesta que quedó grabada en mi alma.
Porque yo soy Iglesia y sigo pecando.La amo, trabajo para ella y la ensucian mis miserias.¿Cómo tirar la primera piedra?
 Nadie es dueño de la verdad, sólo Dios que se dignó abajarse hasta nosotros pobres humanos dañados por el pecado para revelar LA VERDAD en la persona de Jesucristo. Nadie puede creerse superior o mejor que nadie como dueño de la verdad.
Pero en esta sociedad relativista que pone la Biblia junto al calefón, contaminada de New Age, nos lleva  a perder la conciencia de que SÍ somos depositarios, custodios y transmisores de la Verdad. Nos olvidamos de la Presencia real de Jesús entre nosotros, de los dones del Espíritu  Santo, de la maternal intercesión de María y callamos, nos acobardamos, nos quedamos en la queja y en la lamentación de lo mal que está el mundo y la Iglesia, destruyendo en lugar de construir.
" Enseñándoles a guardar cuanto os he amado".Es un mandato, es una misión, no es algo destinado a unos pocos a los que les sobra el tiempo y las ganas. Es un mandato para TODOS NOSOTROS.
¿Cómo lo vivimos?¿ Somos conscientes de la belleza de nuestra fe?¿ Nos formamos para conocerla y amarla?¿Nos avergüenza llamarnos católicos?
"No te avergÛences pues, ni del testimonio que has de dar de nuestro Señor, ni de mí, su prisionero, sino al contrario soporta conmigo los sufrimientos por el Evangelio ayudado por la fuerza de Dios", decía Pablo a Timoteo( 2Tim 1-8)
Él Sabía en QUIEN tenía puesta su fe( 2Tim 1, 12)
Pablo siempre nos tira de las orejas no? La palabra de Dios nos confronta.

Ante el escándalo, mi corazón está triste, avergonzado. Pero con la gracia de Dios se renuevan mis anhelos de seguir defendiendo mi Iglesia, no a los que la ensucian, pero sí a la gran mayoría de sacerdotes, religiosos y religiosas,consagrados, que entregan su vida por el mensaje de Jesús. Y seguir defendiendo la Institución Sacerdotal sin la cual no tenemos la vida divina.
Recuerdo a San Juan María Vianney que nos decía"¿de qué nos sirve una casa llena de oro si no hubiera nadie que nos abriera la puerta?
La puerta es Jesús y los Sacramentos son los que nos purifican y dan vida".

Las amo siempre más 
Cristina

LOS LÍMITES QUE EDUCAN


En lugar de hablar de sanciones, castigos y penitencias, podríamos hacerlo delímites, libertad y responsabilidad. La educación es un edificio que se sostiene sobre tres pilares: la transmisión de valores, la demostración de que hay un sentido en la vida de cada persona, y la guía hacia un modelo de vínculos en donde el otro es respetado y es considerado como un fin en sí mismo, jamás como un medio para un fin. Estas tres tareas corresponden pimorialmente a los padres, al hogar, a los adultos significativos en la vida de los chicos. Y no hay otra forma de cumplirlas que no sea vivir los valores que se desea transmitir, vivir una existencia con sentido( que no se agote en el tener, en el mostrar, en el hacer) y vivir vínculos significativos, que no sean meras transacciones utilitarias( con la pareja, con los hijos, con los socios, amigos, proveedores, clientes, familiares), es decir con el mundo.
Desde esta perspectiva, los chicos entran en la enseñanza formal ( a cargo de la Escuela), ya educados.
Sus pedagogos esenciales( padres, hogar, adultos), educan con su vida, no con palabras, regaños, declaraciones ni sermones.
Los padres son responsables ante las vidas que trajeron al mundo, o ante quienes adoptaron como hijos. La relación con los hijos es siempre asimétrica, debe serlo, es su naturaleza. No es de pares.
Unos ( los padres) guían a los otros, los educan, les responden. Y una de sus funciones esenciales
es poner límites. El límite enseña que no se puede todo, que no basta desear para tener o hacer, que hay prioridades inmodificables, que la vida se asienta sobre ciclos y que cada ciclo tiene sus leyes y del cumplimiento de las mismas depende, en buena medida, la armonía, el equilibrio y el sentido de una vida.
Cuando ponemos límites enseñamos a elegir. Si no puedo todo, debo elegir.Esto hará que me ponga en contacto con mis reales necesidades y que aprenda a valorar. Una sanción puesta porque sí , es un arbitrio, un capricho que acaso satisfaga al padre, pero nada enseñe al hijo. Pero una sanción anunciada y cumplida según se anunció, en caso de que un límite haya sido transgredido, enseña una ley fundamental en la vida: la de que cada acción tiene una consecuencia. Cuando nos hacemos cargo de las consecuencias de nuestras acciones nos hacemos también responsables. No es libre quien hace lo que quiere, quien ve su camino limpio de obstáculos. Es libre, quien habiendo aprendido que existen los condicionamientos, los límites, las imposibilidades, hace uso de su facultad de elegir. Y aún en los casos en que parece no haber opción, siempre queda una:nuestra actitud ante esa situación.
Los padres que no actúan como tales( poniendo los límites que como adultos les corresponden, fijando reglas de juego, haciéndolas cumplir, manteniendo con amor y respeto la asimetría del vínculo) por temor a que los hijos dejen de comunicarse, a que "busquen lo prohibido" o, en fin, a que dejen de quererlos, tambien educan a sus hijos, aunque no del modo deseable. Les enseñan que las relaciones son negociaciones, que se da cariño a cambio de lo que se recibe, que el amor es una transacción.
Cuando nuestros hijos, gracias al cumplimiento de nuestras funciones como padres, devengan adultos autónomos y responsables( para eso los educamos), estarán en condiciones seguramente de elegir su rumbo en una vida que, inevitablemente, ofrece peligros.
Antes de eso, poner límites y sostenerlos( tambien ir adecuándolos a las edades de los chicos) es ejercer nuestra misión.
Y eso sin duda, es bueno para padres e hijos.
Aunque para unos signifique tiempo y trabajo y para los otros frustraciones y protestas.
Al final, ambos celebrarán.

Sergio Sinay

miércoles, 2 de mayo de 2018

MAYO : MES DE MARIA

Mes de María
Flor del 31 de mayo: María Reina del Cielo
Meditación: “Apareció en el cielo una gran señal: una Mujer vestida de Sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza” (Apocalipsis 12,1). Ha sido coronada Reina del Cielo la Madre del Señor de cielos y tierras. Esposa de Dios y Madre del Redentor, quien aquí en la tierra Le demostró obediencia y siempre Su consejo contempló, ¿cómo no podremos nosotros no ser sus esclavos y servirle junto a ángeles y santos?. “En la Iglesia todos están llamados a la santidad, pues ésta es la Voluntad de Dios: vuestra santificación (conforme Primera Tesalonienses 4,3 y Efesios 1,4). María se entregó a ésta Voluntad Divina y será verdaderamente Madre y Reina nuestra si buscamos responder a su llamado de santidad. No la hagamos llorar más por los pecados que en el mundo hay, sino que entreguemos nuestra voluntad para sólo por Ella trabajar.
Oración: ¡Oh María, Reina del Cielo y de nuestro corazón! Haznos esclavos de tu amor para hacer la Santa Voluntad y llegar a la Patria Celestial. Que tengamos la humildad de la violeta, y estemos vestidos como ella, de penitencia. Amén.
Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
Florecilla para este día: Recitar el Regina Coeli (Reina del Cielo):
Reina del cielo, alégrate, aleluya,
porque El que mereciste engendrar, aleluya,
resucitó como lo había dicho, aleluya.
Ruega por nosotros a Dios, aleluya.
Regocíjate y alégrate, Virgen María, aleluya,
porque verdaderamente resucitó el Señor, aleluya.

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

EL MECÁNICO DEL ALMA


Una vez iba un hombre por una larga y muy solitaria carretera cuando de pronto su auto comenzó a detenerse hasta quedar estático. El hombre se bajó, lo revisó, trató de averiguar qué era lo que tenía, pensaba que pronto podría encontrar el desperfecto que tenía su auto, pues hacía muchos años que lo conducía, sin embargo, después de mucho rato se dio cuenta que no encontraba la falla del motor.

En ese momento apareció otro auto, del cual bajó un señor a ofrecerle ayuda.  El dueño del primer auto dijo:
- Mire, este es mi auto de toda la vida, lo conozco como la palma de mi mano, no creo que usted sin ser el dueño pueda hacer algo.

El otro hombre insistió con cierta sonrisa, hasta que finalmente el propietario del vehículo dijo:
- Está bien, haga el intento, pero no creo que pueda hacer algo, pues este auto 
Lo más importante... Su línea nunca está ocupada. es mío.

El segundo hombre echó manos a la obra y en pocos minutos encontró el daño que tenía el auto y lo pudo arrancar.

El primer hombre quedó atónito y preguntó:
- ¿Cómo pudiste arreglar el fallo si el auto es mío?

El segundo hombre contestó:
- Verás, mi nombre es Félix Wankel...  Yo inventé el motor rotativo que usa tu auto.

Cuántas veces decimos: Esta es mi vida, este es mi destino, esta es mi casa, déjenme a mí solo, yo puedo resolver el problema.

Al enfrentarnos a los problemas y a los días difíciles creemos que, YO puedo resolver el problema. 

Al enfrentarnos a los problemas y a los días difíciles creemos que nadie nos podrá ayudar, pero te voy a hacer unas preguntas:
¿Quién hizo la vida?  ¿Quién hizo el tiempo?  ¿Quién creó la familia?

Sólo aquel que es el autor de la vida, puede ayudarte cuando te quedes tirado en la carretera de la vida.  Si necesitas un mecánico aquí están sus datos:

Nombre: Dios.
Dirección: El cielo.
Horarios: 24 horas al día, 365 días del año, por toda una eternidad.
Garantía: De por vida.
Teléfono: No es necesario, basta con que ores con fe.

Lo más importante... Su línea nunca está ocupada.

miércoles, 11 de abril de 2018

DOMINGO DE PASCUA

El Domingo de Resurrección o de Pascua es la fiesta más importante para todos los católicos, ya que con la Resurrección de Jesús es cuando adquiere sentido toda nuestra religión. Cristo triunfó sobre la muerte y con esto nos abrió las puertas del Cielo. En la Misa dominical recordamos de una manera especial esta gran alegría.
 Se enciende el Cirio Pascual que representa la luz de Cristo resucitado y que permanecerá prendido hasta el día de la Ascensión, cuando Jesús sube al Cielo. La Resurrección de Jesús es un hecho histórico, cuyas pruebas entre otras, son el sepulcro vacío y las numerosas apariciones de Jesucristo a sus apóstoles. Cuando celebramos la Resurrección de Cristo, estamos celebrando también nuestra propia liberación. Celebramos la derrota del pecado y de la muerte. En la resurrección encontramos la clave de la esperanza cristiana: si Jesús está vivo y está junto a nosotros, ¿qué podemos temer?, ¿qué nos puede preocupar? Cualquier sufrimiento adquiere sentido con la Resurrección, pues podemos estar seguros de que, después de una corta vida en la tierra, si hemos sido fieles, llegaremos a una vida nueva y eterna, en la que gozaremos de Dios para siempre.
Este es el día de la esperanza universal, el día en que en torno al resucitado, se unen y se asocian todos los sufrimientos humanos, las desilusiones, las humillaciones, las cruces, la dignidad humana violada, la vida humana no respetada. La Resurrección nos descubre nuestra vocación cristiana y nuestra misión: acercarla a todos los hombres. El hombre no puede perder jamás la esperanza en la victoria del bien sobre el mal. ¿Creo en la Resurrección?, ¿la proclamo?; ¿creo en mi vocación y misión cristiana?, ¿la vivo?; ¿creo en la resurrección futura?, ¿me alienta en esta vida?, son preguntas que cabe preguntarse.
San Pablo nos dice: “Si Cristo no hubiera resucitado, vana seria nuestra fe” (I Corintios 15,14)
Si Jesús no hubiera resucitado, sus palabras hubieran quedado en el aire, sus promesas hubieran quedado sin cumplirse y dudaríamos que fuera realmente Dios.
Pero, como Jesús sí resucitó, entonces sabemos que venció a la muerte y al pecado; sabemos que Jesús es Dios, sabemos que nosotros resucitaremos también, sabemos que ganó para nosotros la vida eterna y de esta manera, toda nuestra vida adquiere sentido.
La Resurrección es fuente de profunda alegría. A partir de ella, los cristianos no podemos vivir más con caras tristes. Debemos tener cara de resucitados, demostrar al mundo nuestra alegría porque Jesús ha vencido a la muerte.
La Resurrección es una luz para los hombres y cada cristiano debe irradiar esa misma luz a todos los hombres haciéndolos partícipes de la alegría de la Resurrección por medio de sus palabras, su testimonio y su trabajo apostólico.
Debemos estar verdaderamente alegres por la Resurrección de Jesucristo, nuestro Señor. En este tiempo de Pascua que comienza, debemos aprovechar todas las gracias que Dios nos da para crecer en nuestra fe y ser mejores cristianos. Vivamos con profundidad este tiempo.

Con el Domingo de Resurrección comienza un Tiempo pascual, en el que recordamos el tiempo que Jesús permaneció con los apóstoles antes de subir a los cielos, durante la fiesta de la Ascensión.
RESUCITÓ!!!! ALELUYA,ALELUYA!!!!!

SÁBADO DE GLORIA

Durante el Sábado Santo la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y su muerte, su descenso a los infiernos y esperando en oración y ayuno su resurrección.

Es el día del silencio: la comunidad cristiana vela junto al sepulcro. Callan las campanas y los instrumentos. Se ensaya el aleluya, pero en voz baja. Es día para profundizar. Para contemplar. El altar está despojado. El sagrario, abierto y vacío.

Es el día de la ausencia. El Esposo nos ha sido arrebatado. Día de dolor, de reposo, de esperanza, de soledad. El mismo Cristo está callado. Él, que es el Verbo, la Palabra, está callado. Después de su último grito de la cruz "¿por qué me has abandonado"?- ahora él calla en el sepulcro.Descansa: "consummatum est", "todo se ha cumplido".

El Sábado es el día en que experimentamos el vacío. Si la fe, ungida de esperanza, no viera el horizonte último de esta realidad, caeríamos en el desaliento: "nosotros esperábamos... ", decían los discípulos de Emaús.

Es un día de meditación y silencio.

El Sábado está en el corazón mismo del Triduo Pascual. Entre la muerte del Viernes y la resurrección del Domingo nos detenemos en el sepulcro. Un día puente, pero con personalidad. Son tres aspectos - no tanto momentos cronológicos - de un mismo y único misterio, el misterio de la Pascua de Jesús: muerto, sepultado, resucitado:
.

VIGILIA PASCUAL
La celebración es el sábado por la noche, es una Vigilia en honor del Señor, según una antiquísima tradición (Ex. 12, 42), de manera que los fieles, siguiendo la exhortación del Evangelio (Lc. 12, 35 ss), tengan encendidas las lámparas como los que aguardan a su Señor cuando vuelva, para que, al llegar, los encuentre en vela y los haga sentar a su mesa.