martes, 24 de mayo de 2016

MARIA AUXILIADORA



Históricamente se comenzó a difundir el titulo de María "Auxilio de los Cristianos", aproximadamente en el año 1558, donde la invocación será mencionada en las letanías que recitaban en el santuario de Loreto (Italia) de allí "Letanías Lauretanas". Estas fueron aprobadas por el Papa Clemente VIII en 1601.
Tres fechas marcan la historia en la divulgación universal del culto a la Santísima Virgen bajo el título de Auxiliadora de los Cristianos.
Lepanto:
El 7 de octubre de 1571, durante el pontificado de San Pío V, la flota Cristiana, con el Auxilio de María, logra una victoria contra la flota de los turcos. Después de esta victoria, se propaga la invocación de "María, auxilio de los Cristianos" y de los labios de los soldados sobrevivientes de Lepanto, se difunde por toda Europa.
Viena:
El 12 de septiembre de 1683, durante el Pontificado de Inocencio XI, bajo el mando del rey de Polonia, Juan Sobieski, con un ejército inferior de fuerzas, confiando en la ayuda de María Auxiliadora, vence al ejército turco.
Roma:
El 24 de mayo de 1814, Pío VII, liberado por la intervención de María , de la prisión napoleónica, entra triunfante en Roma, y unos meses después instituyó, la fiesta de "María Auxiliadora".


Virgen María , auxilio de los cristianos, ruega por nosotros!

www.meditaciondelosdomingos.blogspot.com-mujerescristianas@gmail.com-facebook: agrupación de esposas cristianas.Argentina

SANTISIMA TRINIDAD


Oración de San León Magno








Jamás la majestad del Espíritu Santo ha estado separada de la omnipotencia del Padre y del Hijo; todo lo que hace el gobierno divino para administrar el universo, procede de la Providencia de toda la Trinidad. En ella no hay mas que una misma bondad de misericordia, una misma severidad en la justicia. Nada que este dividido en la acción o nada que difiera en la voluntad. Lo que el Padre ilumina, el Hijo lo ilumina y el Espíritu Santo lo ilumina también.









lunes, 9 de mayo de 2016

Tiempo de resucitar



La Iglesia sigue proclamando la Resurrección por varias semanas, creo que debe ser para que los cristianos, podamos entender, comprender, saber, sentir,vivir al Resucitado.
Esta Resurrección del Señor, debe luchar con nuestra incredulidad, nuestras preguntas , nuestra pequeña Fe.
Resurrección solo aceptada y amada dentro del misterio de la Fe. Como dice San Pablo, si no creo en la muerte y resurrección de Jesús, vana es nuestra Fe.
La Iglesia nos prepara en estas semanas para la Ascención del Señor y la venida del Espíritu Santo.
Y del desánimo de la cruz,que  nos hace hace sentir desprotegidos y desanimados, tristes y solos, porque nuestro Salvador, está muerto, empezamos a recorrer un camino de meditación, de recuerdo de sus palabras y sus acciones, de sus milagros y de su amor.
¡Ánimo!El Señor ha subido, pero no nos ha dejado! Está siempre con nosotros! Se quedó en la Eucaristía, en su Palabra y en el hermano.
Él ha resucitado!!!
Aleluya!! ¡¡Aleluya!!!

domingo, 8 de mayo de 2016

Pascua




La cruz y la Resurrección. Esta es la Pascua. El tiempo fuerte de la Iglesia y del cristiano.
Jesús, muerto en la cruz por amor al hombre, derrota a la muerte y resucita al tercer día, como nos dicen las Escrituras, para darnos a todos la Resurrección.
Un volver a la vida plena. Donde todo es amor, vida eterna, vida para siempre.
La Pascua es un paso, que ya podemos empezar a dar.
Es caminar hacia el hermano, el prójimo, el que me necesita, aún aquel que me molesta o daña. Imposible!!! Para nuestras fuerzas humanas, pero no para Dios.
En la Pascua, volvemos a recordar el sacrificio de Jesús por nosotros, y en cada Misa, se vuelve a vivir ese sacrificio, ya no cruento de Él por su pueblo al que ama.
No nos quedemos anclados con nuestros errores, problemas, dolores, envidias, egoísmos en el viernes santo, vivamos el domingo de Resurrección, todos los días, unidos a Él.




¡ FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

domingo, 20 de marzo de 2016

SEMANA SANTA:domingo de ramos

Señor mío, ya comenzamos la Semana Santa, 
ésta semana grande donde conmemoramos lo mejor de tu vida,
tu amor llevado al extremo. 

Saberlo, me llena de vértigo. No sé cómo vivirla, 
no sé cómo hacer para que no se me pase de largo. 
Te pido me des la gracia de poder acompañarte...
Con vos poder decidir subir a Jerusalén...
Con vos poder entrar triunfante el Domingo de Ramos
para que el corazón se ensanche...

Con vos compartir la última cena...
que me laves los pies, y que el corazón
se me estruje ante semejante acto de amor... 
Con vos compartir la mesa, compartir el pan y el vino...
Con vos orar en el monte de los olivos,
y mientras entregás tu voluntad al Padre, 
acompañarte con la oración, estando como mejor me salga...

Con vos recibir el beso de Judas, y salirle al encuentro
al Pedro desesperado
que impulsivamente agarra la espada.
Con vos sufrir la incomprensión y la envidia de los poderosos, 
los juicios injustos y la impotencia del poder. 
Con vos padecer la flagelación y la coronación de espinas... 
Con vos ir camino con la cruz, y poder ser esa Verónica
que enjuga tu rostro... 
ser las mujeres que te acompañan en el camino...

ser Juan que permanece en la cruz,
y a quien le confiás a tu Madre...
ser como María que en medio del dolor
sabe que la Vida siempre puede más... 
ser como el ladrón que sabiéndose pecador,
pide misericordia... 
ser Juan de Arimatea que arriesga su vida
por pedir tu cuerpo muerto... 
ser el centurión y que caiga de rodillas
al descubrir tu grandeza y con él decir 
“verdaderamente éste es el Hijo de Dios”...

ser María Magdalena que corre a verte en el sepulcro,
y se sorprende con que ya no estás ahí.
La muerte ha sido vencida, y llamándome por mi nombre,
me das una nueva vida.

 Gracias, Oleada joven


www.meditaciondelosdomingos.blogspot.com-adoracioneucaristicalomas.blogspot.com-mujerescristianas@gmail.com- facebook:agrupación esposas cristianas Argentina

miércoles, 17 de febrero de 2016

Mi momento de Adoración





Hola Señor. Sé que estás aquí. No me había dado cuenta  de cuánto te extrañaba!
Te acompaño y me acompañas.
Te miro, y te traigo mi vida entera. Así, como está, como puedo, como me sale.
Vos lo sabés todo, y por eso quisiera hacer silencio para escucharte.
El Evangelio me dice: "fuerza, cambia lo que está mal en tu vida, todos los días elige cómo hacer mejor, la tarea que te toca . Adelante, El Señor que está con vos, todo lo puede".
Hago silencio.
Te miro.
Te siento en mi corazón. Oh, dulce Jesús, perdona mis errores, ten misericordia de mi pequeñez, vos sabes lo débil que soy.
Hago silencio.
Llega otro adorador.
Pero siento que estás conmigo, como en exclusiva.¡Que presumida!
Hago silencio. Te miro, te siento.
Y en este diálogo amoroso, no podía faltar Tu Madre, mi Madre, La Virgen María.
Tomo mi Rosario, y en cada Ave María, va el nombre de los que tengo en mi corazón. Mi familia, mis amigos,los enfermos: Mariana, Daniel, Andrés, Eduardo, Manolo, Javier, Osvaldo
Los que ya se fueron, Sofía, Beba, Marcos, Horacio y Fernando siempre
Señor, mi amado Jesús, traje una pesada mochila, la he vaciado en tus manos ¿ Dónde estaría mejor?
Me voy liviana, serena, tranquila y feliz!
Señor te amo!
Señor, en vos confío!
www.meditaciondelosdomingos.blogspot.com-www.adoracioneucaristicalomas.blogspot.com-facebook agrupacion de esposas cristianas Argentina-mujerescristianas@gmail.com

domingo, 14 de febrero de 2016

CUARESMA

Cuarenta días para limpiar. Cuarenta días para mirar para adentro de nuestro corazón. ¡Qué difícil! Mucho más fácil es ver y juzgar lo que hace el otro.
No usamos la misma medida, siempre nos justificamos.
Iniciamos un tiempo de Gracia. El Señor nos invita a acompañarlo por el desierto. A acompañarlo en esos días de tentación y de fortaleza.
La tentación , nos acosará en toda nuestra vida; los sentidos siempre están al alcance del maligno. Y no le podemos dar el gusto.
Iniciemos pues la Cuaresma con todas nuestras armas: ayuno,oración y limosma.
Ayuno de palabras hirientes, de envidias y egoísmos, de celos y rencores, de indiferencia y soberbia.
Oración perseverante, diálogo con el Señor; y limosma, como decía la Madre Teresa, dar hasta que duela.
Cómo podría entrar el Señor a un corazón lleno, ocupado, atestado? Vaciemos, limpiemos, ordenemos nuestro corazón de la mano de María, la llena de Gracia, y empecemos a transitar este tiempo fuerte,para poder estar al pie de nuestra cruz y resucitar con Jesús.
Esta es nuestra fe.