jueves, 24 de noviembre de 2016

La mirada puesta en Jesús: vocación de la familia

"Ante las familias, y en medio de ellas, debe volver a resonar siempre el primer anuncio, que es lo más bello, lo más grande, lo más atractivo y al mismo tiempo lo más necesario, y debe ocupar el centro de la actividad evangelizadora. Es el anuncio principal, ese que siempre hay que volver a escuchar de diversas maneras y ese que siempre hay que volver a anunciar de una forma u otra. Porque nada hay más sólido, más profundo, más seguro, más denso y más sabio que ese anuncio y toda formación cristiana es ante todo la profundización del kerigma."
El misterio de la familia cristiana, puede entenderse a la luz del infinito amor del Padre, que se manifestó en Cristo, que se entregó hasta el fin y vive entre nosotros. Por eso, quiero contemplar a Cristo vivo , presente en tantas historias de amor, e invocar el fuego del Espíritu sobre todas las familias del mundo.




   Exhortación Apostólica Postsinodial AMORIS LAETITIA

No hay comentarios: