lunes, 25 de abril de 2011

Pascua de Resurrección



¡Cristo ha resucitado!



Juan nos habla en el Evangelio de la dificultad del entendimiento humano, que lo hace incapaz de comprender las verdades que sólo la fe comprende.
Las mujeres corrieron al sepulcro, pero el Señor ya no estaba entre los muertos, sino en la presencia de Dios.



Los signos de la vendas en el suelo, sirvieron para que los discípulos, apenas recordaran las palabras del Maestro" dentro de poco no me verán.."(Juan 16,16) y corrieran a contarles a todos. Todavia tenían temor, todavía no lo reconocerían en el camino, todavía les faltaba crecer en la fe.



Nosotros en nuestro camino, tambien somos como aquellos discípulos que ante el dolor de la cruz, creemos que ya está todo dicho; ante las dificultades,está todo perdido; ante los problemas familiares, solo vemos la tumba vacía.



El crecimiento de nuestra fe, y una mayor unión con el Resucitado, nos permitirá entrever, aún en el dolor, el germen de nuestra propia resurrección.



Cristo en su cruz, cargó con todos nuestros pecados, para eso vino, para eso murió, por ella nos salvó, sin este día, vana sería nuestra Fe



Apropiémonos de esa salvación, siguiendo los pasos del Resucitado, y en nuestro camino, poco a poco lo reconoceremos.



Llegar a vivir como resucitados es llegar al núcleo, la esencia de lo que es la vida que Dios nos ha regalado a cada uno de nosotros.



Llegar a vivir como resucitados es llevar consuelo al afligido, ternura al pequeño, ayuda al necesitado, alegría al que está triste; porque nuestro Dios ESTÁ VIVO!



¡Vivamos como hombres nuevos, alegres de ser testimonios del amor de Dios, y llevemos la alegría de la Resurrección a nuestro entorno!






FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN!