jueves, 10 de marzo de 2011

CUARESMA


La cuaresma es un tiempo fuerte de la Iglesia, son cuarenta días en los que meditamos sobre nuestra vida, como lo hizo Jesús en el desierto.

Comienza el miercoles de cenizas, y cuando el sacerdote nos marca en la frente con ellas, significa que esta vida es pasajera, pero de ella depende nuestra eternidad; por eso tenemos que vivirla como Jesús nos enseñó.

Cómo vivo mi cristianismo?. Este es un momento propicio para ejercicios espirituales, peregrinaciones, ayuno, limosna , obras misioneras y de caridad.

Es tiempo de mirar nuestro corazón y ver qué tenemos que cambiar, que debemos mejorar.Nos va a ayudar la lectura diaria de la Palabra. No nos olvidemos que por medio de ella, Jesús nos habla,y nosotros le hablamos a Él por medio de la oración.

Que estos días de reflexión, nos acerquen al Señor y al hermano, y que nuestro corazón se renueve con el amor de Dios.


Señor, enséñame en esta Cuaresma, a convertir mi corazón, y pueda llevar tu luz a mi familia y amigos.


María, Madre protectora, acompáñame en este camino hacia tu Hijo amado, para ser testigo de su amor en todas mis actitudes.