lunes, 21 de febrero de 2011

Entrenamiento


Los deportistas se entrenan para llegar triunfantes a la meta.
El entrenamiento es fundamental , el ejercicio diario, el programa de trabajo, el esfuerzo, lo fotalecerán para lograr su objetivo.
Tal vez el frío o la lluvia le quiten entusiasmo a su rutina de trabajo, pero sabe que es importante, realizar ese esfuerzo.
En la vida espiritual, también necesitamos un entrenamiento. Luego de las vacaciones, comenzamos en Argentina, las reuniones de AGRUPACION DE ESPOSAS CRISTIANAS. El volver a reunirnos en nombre de Jesús, el rezar juntas, el leer la Palabra todos los días, irán renovando este corazón y lo irán modelando para que esté preparado de la mejor manera para realizar su tarea allí, donde le toca estar: La familia.
Nuestra tarea de mujer, esposa, madre, ama de casa y apóstol se lleva a cabo todos los días y en todo momento, por eso es fundamental, reforzar y apuntalar este trabajo desde lo espiritual.
La meta de nuestro entrenamiento es conocer más a Dios, para amarlo y así transmitirlo en la familia. Lo lograremos con la oración, la lectura del Evangelio, los Sacramentos; es decir con el contacto asiduo y profundo con El Señor.
Por eso al iniciar un nuevo período de reuniones, invitamos a las señoras a renovar este compromiso de AMOR, asistiendo con puntualidad, leyendo el material, invitando a otras señoras, en fin " entrenando", para llegar triunfantes a la meta.
Cuál? Transmitir con palabras y actos al Dios del Amor, mirar la realidad de cada día con una mirada nueva, llena de esperanza, allí, en nuestra familia, en nuestro trabajo, entre nuestros amigos, porque nos sentimos amadas por Dios.
El apostolado al que estamos llamadas, se llega" apostolando", y nuestro lugar es la familia, y nuestro "entrenamiento" está en LA AGRUPACION DE ESPOSAS CRISTIANAS.

¡MARÍA, acompaña e ilumina este nuevo año, para que por tu intercesión ante tu amado Hijo, nosotras podamos crecer en la oración, la fe y la caridad, y podamos trasmitirlo a nuestro alrededor!