jueves, 20 de enero de 2011

¡NO TEMAN!!


Satanás convocó a una convención mundial de demonios, y en su discurso de apertura dijo:


"No podemos evitar que formen una relación íntima con su Salvador. Una vez que establecen esa conección, nuestro poder sobre ellos se pierde."

"Así que dejenlos asistir a sus congregaciones, que se reúnan en familia, pero róbenles su tiempo, para que no tengan tiempo para compartir en familia y con Dios."

"Distráiganlos todo el tiempo!

-Ocupen sus mentes con nimiedades.

-Háganlos gastar, gastar y gastar, y así deberán trabajar muchas horas.

-Si trabajan mucho, le restan tiempo a la familia.

-Atúrdanlos con ruidos, con propagandas y programas superficiales.

-Inunden sus correos de basura, catálogos, servicios y falsa esperanzas.

-Usen el cuerpo de la mujer para vender cualquier producto, y así denigrarla sutilmente.

-Cansen a las mujeres, para que estén agotadas y no amen a sus esposos y ellos buscarán

reemplazo enseguida.

-Inunden de nueva tecnología el mundo , para que todos compren más y continuamente.

-Que la distracción y el esparcimiento sean tan excesivos que regresen agotados para compartir

en familia.

-Y cuando tengan reuniones espirituales, incítenlos a habladurías y chismes, para perturbar sus corazones.

-Nuestro enemigo es la familia.

Funcionará!" agregó triunfante.



Tal vez parezca que funciona, pero si miramos con más atención a nuestro alrededor, la familia sigue siendo la institución más prestigiosa y valorada. Fuente de vida, centro de la sociedad.

Madres jóvenes que a pesar de trabajar, no delegan el cuidado y atención de sus hijos .Padres que se involucran en toda la educación y crianza . Abuelos que ayudan. Colegios que forman en valores.

Jóvenes que necesitan y piden, el acompañamiento de la familia en sus vidas, a pesar de sus rebeldías.

Muchos complementan sus estudios y trabajos con misiones de caridad. Y tienen un sentido crítico ante lo que les quieren vender. Tenemos en nuestra sociedad una reserva , tal vez un poco dormida o confundida, de sentido común, caridad, respeto y solidaridad, que suele brotar cuando alguien nos necesita.

Los creyentes sabemos que todo está ganado, que Cristo nos salvó, que el mal ha sido vencido, y que nada es imposible para Dios.
"NO TEMAN!" decía Juan Pablo II.

Pidamos a María que nos acompañe en nuestro día e interceda por nosotros y por el mundo entero ante el Señor, para que podamos vivir, dando testimonio del amor de nuestro Creador