viernes, 15 de enero de 2010

MUJERES


Sra. Josefina Morales de Campos
Fundadora de la
AGRUPACION DE ESPOSAS CRISTIANAS

La señora Campos nació el 11 de octubre de 1910 y murió en la paz del Señor el 30 de marzo de 1984.
Su profunda espiritualidad, y su generosidad, hizo que quisiera compartir con vecinas y amigas, su descubrimiento, simple, grande y hermoso: Dios está cerca, Dios nos ama y nos acompaña en nuestra tarea diaria, ordinaria, de una manera extraordinaria.
Así nace La Agrupación de Esposas Cristianas, obra de Jesús. Una escuelita de casadas, como solía llamarla ella.


" Una de las cosas que más me ha impresionado de mi madre es su espíritu de entrega y sacrificio, pues a pesar de todas las dificilísimas situaciones económicas por las que la familia pasó, nunca la escuché quejarse, por el contrario, siempre estaba alegre y nos alentaba a vivir también nosotros con alegría y a disfrutar de cada momento de nuestra existencia, y nos infundió ánimo para afrontar las adversidades y mucha confianza en Dios, y Él nunca nos faltó.
Otra de las grandes enseñanzas que nos dejó mamá fue: respetar la Ley de Dios, esforzarnos mucho, trabajar duro, respetarnos a nosotros mismos, a nuestro semejantes y a la naturaleza.
Es muy importante aclarar que mi mamá fue durante toda su vida una mujer de lucha, trabajo, de carácter muy dulce y alegre; muy firme en sus decisiones, excelente esposa y madre, que predicaba con el ejemplo, ya que a pesar de que nunca pudo tener muchas comodidades, se dio tiempo para educarnos cristianamente y fundar la Agrupación.
Escribo todo lo anterior UNICAMENTE con el objeto de resaltar la religiosidad, humildad, abnegación, entusiasmo, contagiosa alegría, entrega y espíritu de sacrificio que caracterizaron a mi madre durante el tiempo que Dios tuvo a bien que estuviera con nosotros".
PABLO S. CAMPOS MORALES

( Pablo murió el 4 de abril de 2007)

Tenemos presente las mujeres, esposas y madres que toda nuestra vida es observada por nuestros hijos?
Cómo nos gustaría que nos recordaran los que tenemos a nuestro cuidado?
Es muy fácil decir:" hay que esforzarse"," confiar en Dios","estar alegres","respetarnos y respetar" etc. pero nosotras: lo hacemos?
El ejemplo es lo que enseña. No puedo exigir lo que yo no soy capaz de hacer.
Mi queja diaria, mi pereza o desgano, mi malhumor, por problemas cotidianos, que si tienen solución, no son problemas; y que si no tienen solución, los pongo en manos de Dios;marcarán la infancia y adolescencia de nuestros hijos.
Ellos esperan y necesitan todo de nosotras, que vean a una mamá, que a pesar de los problemas, sigue adelante, siempre con esperanza y alegría.
Esta tarea hermosa que nos ha encomendado Dios,la familia y el hogar,siempre saldrá adelante cuando la llevemos a cabo con amor.Pidamos la protección de nuestra Madre, María Santísima, y como ella digamos Sí al llamado que un día nos hizo el Señor, de ser "amas de casa", nuestro mejor título.