jueves, 22 de julio de 2010

Jesús, ocúpate Tú!


Jesús al alma:


" Por qué os confundís agitandoos?

Dejadme a cargo de vuestras cosas y todo se calmará.Cada acto de verdadero y completo abandono en Mí, produce el efecto que deseáis y resuelve situaciones espinosas.

Abandonarse en Mí no significa atormentarse, confundirse y desesperarse, elevando luego hacia Mí una plegaria agitada para que Yo haga lo que vosotros queréis, sino que es cambiar esa agitación en oración.

Abandonarse significa cerrar plácidamente los ojos del alma, alejar el pensamiento de tribulación y descansar en Mí para que Yo solo obre, diciendo: ocúpate Tú.

Cerrad los ojos y dejaos llevar, por la corriente de mi Gracia, cerrad los ojos y dejadme trabajar, cerrad los ojos y pensad en el presente, alejando el pensamiento del futuro como si fuera una tentación, reposad en Mí creyendo en mi bondad y os juro por mi amor que, diciéndome con abandono, ocúpate Tú, yo me ocupo de lleno, os libero, os conduzco.


Y cuando os debo llevar por un camino distinto al que vos veis, yo os adiestro, os llevo en mis brazos. ¡Cuántas cosas obro Yo cuando el alma se vuelve hacia Mí en sus necesidades tanto espirituales como materiales y me dice ocúpate Tú!

Vosotros , en vuestro dolor, oráis para que Yo obre, pero para que obre según vosotros creéis. No os dirigís a Mí, sino que queréis que Yo me adapte a vuestras ideas, sois enfermos que le dicen al médico que medicina les debe recetar.

No obréis de este modo. Sed como niños que se entregan confiados en las manos de sus padres. Orad como en el Padrenuestro, "Hágase tu voluntad".

Si me lo pedís de verdad, Yo intervengo con toda mi Omnipotencia y resuelvo las situaciones usando la medicina más poderosa: el amor.

Yo me ocupo solamente, cuando cerráis los ojos.

Vosotros sois ansiosos, queréis evaluarlo todo y confiás en las fuerza humanas. Trabaja, estudia, lucha, vive, ocúpate, no te pre-ocupes, y deja en manos de Dios la agitación y el tormento.

Cuando ves que las cosas se complican, di con los ojos del alma cerrados:

JESÚS, OCÚPATE TÚ.

Obra divinamente aquel que se abandona en Dios.

Haced todo ésto y veréis grandes, continuos y silenciosos milagros.

Os lo juro por mi amor.


del siervo de Dios Padre Dolindo Ruotolo


No hay comentarios: